Cuentacuentos Sagrada Familia (El Entrego)

Nos encantan los cuentos, sabemos la importancia que tienen en el desarrollo intelectual de los niños... por ello nos proponemos contar muchos, muchos... muchísimos cuentos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

"Narrar en voz alta un relato a un niño supone una actividad de gran valor intelectual, cognitivo y emocional, que todo padre o educador debería poner en práctica cuanto antes" (editorial SM).

lunes, 4 de abril de 2016

ASÍ HEMOS CONTADO... "EN BUSCA DEL BESO"

Este año en el cole hemos trabajado el tema de los castillos, los reyes, los príncipes y princesas gracias a un proyecto muy bonito, que tenía como eje central la figura del Rey Aurelio (quinto rey de Asturias que instaló su corte en nuestro pueblo).

Una de las actividades programadas dentro del proyecto fue un cuentacuentos, pero en esta ocasión se pensó en hacer algo diferente, que llamase la atención de los alumnos: un teatro de sombras. 

El origen del Teatro de Sombras se remonta a los tiempos del hombre prehistórico, cuando éste hacía sombras con sus manos y su cuerpo frente al fuego de las cavernas. Son muy populares en la India y en China.

La sombra equivale a la magia, a los sueños, al subconsciente... 

Sus formas inestables y siempre cambiantes son una invitación al juego imaginativo y creativo, una constante estimulación de la fantasía. Es por ello que las sombras representan historias con una fuerte carga fantástica.




El teatro de sombras se basa en la proyección de figuras delante de un fondo iluminado. Nuestras figuras son siluetas hechas con cartulina y con un palito para poder moverlas. El foco de luz era un flexo y la historia se hizo más creíble gracias a la música de fondo.




El teatro de sombras es un recurso mágico para contar historias, inventarlas o adaptarlas. Eso fue precisamente lo que hicimos con el cuento "En busca del beso"...



 Hace mucho tiempo en un lugar llamado Asturias, reinó un rey llamado Aurelio. 
Este rey siempre tenía mucha prisa y su hijo echaba de menos que su padre le contara cuentos. 



Un día el rey, como siempre con mucha prisa, le tiró un beso a su hijo...
¡Pero el beso se escapó!
El príncipe llamó a la reina, la reina llamó al rey y el rey llamó a su mejor caballero.


Y le encargó que recuperase el beso. 

El caballero llegó a un bosque oscuro, lleno de fieras salvajes y cuando estaban a punto de comérselo... Llegó el beso y los calmó. 



El caballero galopó y se encontró muy cansado. Se sentó junto a su caballo en un tronco. 
Pero el tronco resultó ser un dragón, ¡qué los elevó por los aires!


Cuando estaba a punto de comérselos, llegó el beso y calmó al dragón. 
El caballero logró atrapar al beso y llevarlo al castillo. 


El Rey Aurelio prometió a su hijo que siempre tendría tiempo para él y que le contaría muchos, muchos, muchísimos cuentos. 

Y el primer cuento que le contó fue... 


En tiempo de los caballeros, también se hacía de noche. El caballero y el dragón se preparaban para ir a dormir. 

Sus padres les leyeron cuentos, los arroparon y les dieron un beso de buenas noches. 
Y luego se fueron.


Era una noche de pesadillas, y de cosas que solo aparecen de noche.(música de miedo). Sus cuartos estaban llenos de sombras monstruosas (fantasma, brujas, murciélagos…)

¡Quiero a mi papá! - gritaron. 

Pero sus padres estaban en los bosques, y los bosques estaban muy oscuros y daban mucho, mucho… miedo. ¿Oirían sus padres sus gritos? ¿Vendrían a salvarlos?


¡Yo no como caballeros! dijo Papá dragón.¡Yo no como dragones! dijo Papá caballero. 

Entonces, ¿por qué los caballeros matan dragones y los dragones matan caballeros? - preguntaron los pequeños. 
Porque son muy peligrosos - dijeron sus padres a la vez.


El caballero miró el peluche y la manta del dragón y dijo: ¡No pareces peligroso!

El dragón miró el peluche y la manta del caballero y dijo: ¡Tú tampoco pareces peligroso!

Entonces es una tontería que os persigáis - dijeron a sus padres. 
Pero a esta hora de la noche siempre nos perseguimos. ¿Qué vamos a hacer si no? - se lamentaron sus padres. 

Podríais intentar ser amigos - dijeron sus hijos. 

Así que, desde entonces, el tiempo de los caballeros fue mucho más divertido… y las noches fueron más agradables. 

Buenas noches ¡Dulces sueños! (música de nana).




El resultado del teatro de sombras fue espectacular. No en vano el público enmudeció y contempló el espectáculo sin pestañear. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario